Periódico ABC

Última Hora
  1. Una de las recomendaciones de las autoridades sanitarias para reducir el contagio del COVID-19 es evitar el contacto con personas y objetos. En el caso de los Terminales Punto de Venta (TPVs), una de las formas de evitar este contacto es incrementar el límite del importe contactless por debajo del cual no se requiere la introducción del PIN, con el objeto de reducir el número de veces en las que el titular tiene que tocar el terminal para introducir el PIN y completar la transacción. Eurocaja Rural, como miembro del sistema español de pagos con tarjeta (“Sistema de Tarjetas y Medios de Pago”), se ha sumado a este acuerdo sectorial alcanzado por las entidades financieras en coordinación con las marcas internacionales de tarjetas VISA y MASTERCARD para incrementar temporalmente el límite de pago contactless y así velar por la seguridad y salud de sus clientes, siguiendo las recomendaciones de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés). En cualquier caso, se seguirán aplicando las medidas de seguridad, control y autenticación reforzada que se han incorporado recientemente con la nueva directiva europea de pagos PSD2, que implican tener que teclear el PIN cuando se acumulen 150 euros de importe en compras contactless. La medida aumentará notablemente el número de operaciones realizadas sin contacto, ya que España es el país europeo que más ha apostado e invertido en el pago sin contacto, y el que tiene una mayor infraestructura contactless, con más del 90% de las tarjetas y terminales de pago equipados ya con esta tecnología. Esta acción no solo facilitará los pagos electrónicos con tarjeta (en detrimento del efectivo) y que la mayoría se realicen sin contacto, sino que también promoverá la reducción de los desplazamientos necesarios para la obtención de efectivo, el contacto con el mismo y su circulación. Igualmente, ayudará a reducir las esperas en las cajas de los comercios al aumentar la velocidad del pago con el móvil o con tarjetas contactless. Eurocaja Rural recomienda por tanto a sus clientes priorizar el pago con tarjeta o con el móvil como medida de protección y seguridad.
  2. 7, 8 y 9 de julio es la fecha de la Selectividad en Galicia en 2020 a causa de la pandemia de coronavirus. La Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria y la Comisión Interuniversitaria de Galicia (CIUG) han acordado este lunes el calendario de la convocatoria ordinaria de la ABAU. Es decir: se se sitúa justo cuando estaba prevista la prueba extraordinaria antes de que se desatara la crisis sanitaria.
  3. El Hospital Mancha Centro, en el municipio ciudadrealeño de Alcázar de San Juan, es uno de los que cuenta con más pacientes afectados por el coronavirus. En concreto, este lunes el número de ingresos por el Covid-19 alcanza los 353 y este centro hospitalario ocupa el cuarto puesto de la comunidad, detrás de Toledo, Albacete y Ciudad Real. Motivo este por el que una ciudadana de Alcázar de San Juan ha iniciado una campaña a través de la plataforma digital «Change.org» para pedir al ayuntamiento de su localidad que habilite los pabellones deportivos «Díaz-Miguel» y «Vicente Paniagua» «como aluivio» para el Mancha Centro. «Dado el sobredesbordamiento de nuestro hospital, propongo que recaudemos firmas», afirma Adela Saiz, que es como se llama la impulsora de esta iniciativa que hasta el momento ha recibido el apoyo de más 6.300 personas, siendo el límite que se ha marcado de 7.500 rúbricas. https://www.change.org/p/excenlentisimo-ayuntamiento-alcazar-de-san-juan-habilitar-los-pabellones-diaz-miguel-y-vicente-paniagua-como-alivio-para-el-mancha-centro?utm_content=cl_sharecopy_21200638_es-ES%3Av4&recruiter=167611649&recruited_by_id=a68a2bc0-570a-11e4-ab9d-c90cf78035eb&utm_source=share_petition&utm_medium=copylink&utm_campaign=psf_combo_share_message&utm_term=psf_combo_share_initial&share_bandit_exp=message-21200638-es-ES&share_bandit_var=v0&use_react=false El objetivo de esta campaña, indica su creadora, es que estos dos polideportivos alzareños puedan albergar a los enfermos más leves infectados por el Covid-19 «porque este hospital tiene una área de actuación amplísima y no dan abasto». De hecho, el Mancha Centro da servicio a una de las comarcas más afectadas por coronavirus, como es la Mancha ciudadrealeña.
  4. La Guardia Civil investiga a la dueña de una explotación ganadera de Torremanzanas (Alicante) por un presunto delito de maltrato animal tras fallecer un potro que días antes había aparecido en muy malas condiciones y que cuando fue hallado muerto estaba siendo devorado por cerdos vietnamitas cruzados con jabalí. La intervención del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil se inició el pasado día 19 después de recibir un aviso sobre unos problemas vecinales porque el potro, aún con vida, estaba inmóvil y tumbado en medio de un camino de paso, cortando el acceso a los vecinos del resto de fincas, según un comunicado del instituto armado. Una vez en el lugar, la propietaria del animal, una ciudadana suiza de 72 años, trató de convencer a los agentes de que el equino estaba tumbado porque estaba durmiendo e inmóvil porque le dolía la barriga. Los guardias civiles comprobaron que el animal apenas se movía y que tenía varias heridas sangrantes y la barriga hinchada, además de hallarse en una posición poco habitual en los caballos, por lo que sospecharon que podría estar sufriendo un cólico causado por un mal cuidado. También se observó que en la finca no había comida adecuada para este tipo de animal y se apreció una falta de cuidado en la dentadura y cascos evidente. Ante la gravedad de estos hechos, los agentes informaron a la propietaria del equino de la urgente necesidad de avisar a un veterinario para que recibiese atención especializada, hecho que sería comprobado a través de un seguimiento del Seprona. Tres días más tarde, los guardias civiles regresaron a la explotación ganadera para comprobar el estado del animal, encontrándolo en el mismo sitio, ya fallecido, y siendo devorado por varios cerdos vietnamitas cruzados con jabalí. Delito de maltrato animal Por ello, los agentes procedieron a la apertura de diligencias penales contra la titular de la explotación por un supuesto delito de maltrato animal. También han solicitado a la autoridad judicial la inhabilitación especial de la investigada para la tenencia de animales. Además, han levantado un total de once actas (denuncias) administrativas correspondientes a las numerosas irregularidades observadas, de las que han sido informados el Ayuntamiento y la Consellería de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica. La Guardia Civil sí ha llegado a tiempo, este domingo, de salvar en Jacarilla a un caballo se había caído a una acequia, en el Paraje Pinohermoso, de dicha localidad, aproximadamente a la altura de su paso por la CV-920. Tras localizar al propietario del animal, este comunicó que, al menos, llevaría unas 6 horas en esa situación. Con la ayuda de un arnés amarrado a un toro mecánico y, tras más de dos horas de duro esfuerzo de los allí presentes, se logró sacar al caballo.
  5. España ha confirmado un total de 85.195 casos de coronavirus, lo que supone 6.398 más que este domingo, según las últimas cifras publicadas por el Ministerio de Sanidad este lunes. Además, ya se han superado las 7.000 muertes (7.340 fallecidos, 812 más que ayer). Con el inicio de la tercera semana de confinamiento y la entrada en vigor de la paralización de las actividades no esenciales, nuestro país pasa a una nueva fase de la crisis del coronavirus. ¿Qué noticias buenas han marcado esta jornada cargada de cambios? 1. El Hospital Clínico San Carlos, en un ensayo de la OMS sobre Covid-19. Un hospital público madrileño, el Clínico San Carlos, es el primero de España en participar en un ensayo mundial coordinado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre tratamientos contra el coronavirus. En el ensayo intervendrán miles de pacientes de al menos 45 países y su meta es obtener evidencias sobre la eficacia de los tratamientos que se están aplicando a pacientes hospitalizados positivos por Covid-19. El hospital público Clínico San Carlos aportará al estudio los primeros diagnosticados, a los que se irán añadiendo otros procedentes de otros diez centros sanitarios españoles que se han adherido a este ensayo clínico, que tiene por nombre «Solidaridad». Como explica Antonio Portoles, director del Instituto de Investigación del Clínico San Carlos de Madrid, «actualmente no existe ningún tratamiento contra el Covid-19»: «La Organización Mundial de la Salud está haciendo este ensayo clínico con varias opciones antivirales». El centro que dirige será el primero de España y el segundo del mundo en sumarse a este estudio inédito. 2. Francia crea centros de ayuda de urgencia para las mujeres víctimas de violencias durante el confinamiento por coronavirus. El Gobierno francés ha decidido crear «puntos de acompañamiento efímeros» para las mujeres víctimas de violencias conyugales, que se han incrementado significativamente desde el confinamiento nacional decretado el pasado día 16 de este mes de marzo por el coronvirus. Según Marlène Schiappa, secretaria de Estado para la igualdad de hombres y mujeres, la Prefectura de París ha detectado un incremento del 36% de las violencias conyugales en la capital y la región de Isla de Francia. La Gendarmería, por su parte, ha detectado un 32% en varias departamentos franceses. Ante esa evidencia policial, inquietante, Schiappa anuncia la creación, a partir del lunes, de «puntos de acompañamiento efímeros» en muchos centros comerciales de París y otras grandes ciudades, con el fin de acoger a las mujeres víctimas de violencias en sus domicilios. 3. La vida se impone pese al coronavirus Covid-19: «Hay que seguir con los partos». Marina nació a las siete y media de la tarde del pasado domingo ajena a la tempestad. Ella no se inmuta, pero a su alrededor todo está revuelto por culpa de un coronavirus que tiene al mundo en vilo. Los ojos de Ángeles, su madre, le transmiten amor del puro. Una enorme sonrisa de alegría se oculta tras la mascarilla blanca que también lleva puesta su padre, Juan. El parto de su segunda hija ha ido bien. En medio del caos generalizado por el Covid-19 la vida sigue abriéndose paso. No hay flores ni visitas en la planta de maternidad. La atención está centrada en la seguridad sanitaria de pacientes y profesionales. «Todo es un poco más triste», admite sola con su bebé en la habitación Ángeles, que es además enfermera de Neonatología allí, en el Hospital Universitario Puerta de Hierro. Este es uno de los cuatro centros públicos donde se han derivado estos días todos los partos en la Comunidad de Madrid para minimizar el riesgo de contagios por coronavirus. «Mis compañeras se han asomado a vernos desde la puerta. Nadie entra pero hay que entenderlo», señala por teléfono.
  6. Un mes después de la firma del acuerdo entre Estados Unidos y los talibanes en Doha, la guerra sigue en Afganistán. Una guerra, ahora exclusivamente entre afganos, que no entiende de treguas por motivos como la propagación de un coronavirus, que ha obligado a decretar el toque de queda en varias ciudades. Mientras los estadounidenses presionan para intentar poner en marcha un intercambio de presos que abra el paso al diálogo entre los insurgentes y el Gobierno de Kabul, los talibanes lanzaron una ofensiva contra tres provincias del norte de Afganistán y se hicieron con el control del distrito de Yamgan, en Badakshsan. Tan solo en la última semana, la insurgencia ha realizado 300 ataques contras las fuerzas de seguridad afganas y hay decenas de muertos. El secretario de Estado estadounidense viajó a Kabul a comienzos de semana y castigó a las autoridades del país con la retirada de 1.000 millones en ayuda humanitaria por su incapacidad de formar un gobierno de unidad. Ashraf Ghani y Abdula Abdula se autoproclaman presidentes tras las últimas elecciones, aunque es el primero quien goza del visto bueno de la comunidad internacional. El jefe de la diplomacia estadounidense pasó después por Qatar, donde se reunió con los talibanes y, pese al balance sangriento de este mes para las fuerzas afganas, valoró de forma positiva la marcha del acuerdo porque «no ha habido ataques contra las fuerzas estadounidenses desde el acuerdo de paz». Ahora sus ataques se centran en Ejército y Policía locales. El castigo de Pompeo obligó a Ghani a mover ficha y, después de semanas de bloqueo, accedió a poner en marcha el intercambio de prisioneros sin exigir a los talibanes un alto el fuego previo. La Secretaría de Estado para la Paz del Gobierno de Afganistán anunció además los nombres de las 21 personas que componen la lista del equipo que negociará un acuerdo de paz. Nadie ha podido aclarar hasta ahora dónde, ni cuándo se celebrará este encuentro, pero Masum Stanakzai, exjefe de la agencia de Inteligencia afgana, es la persona elegida por Ghani para liderar su equipo. Se desconoce si tiene o no el respaldo de Abdula Abdula. Rechazo talibán El enviado especial de Estados Unidos, Zalmay Khalilzad, felicitó al Gobierno por «forjar un equipo integrador de negociación para las conversaciones», en el que figuran cinco mujeres, pero los talibanes rechazaron una vez más el diálogo directo. El portavoz insurgente, Zabihullah Mujahid, declaró que no negociarán con estas 21 personas porque «para poder llegar a un acuerdo de paz duradero, esta delegación debería representar a todas las partes». La división en Kabul debilita al Gobierno frente a una insurgencia reforzada por sus victorias militares sobre el terreno y el pacto con Estados Unidos. En el transcurso de las largas negociaciones con Washington, la insurgencia tampoco aceptó tener a las autoridades de Kabul en la mesa porque las consideraba «un títere» de las fuerzas extranjeras. El único paso positivo que han dado hasta el momento los insurgentes es el envío de una delegación técnica, compuesta por quince miembros, que estará encargada del supervisar el intercambio de presos que debería arrancar en los próximos días. Según lo firmado en Doha, las autoridades de Kabul deben poner en libertad a 5.000 presos antes de comenzar el diálogo y, a cambio, los talibanes liberarán a 1.000 miembros de las fuerzas de seguridad. La prioridad para Washington es sacar a sus tropas cuanto antes y cerrar una guerra de 19 años en la que han sufrido 2.400 bajas. Los primeros hombres comenzaron a abandonar Afganistán sin esperar a que se resolviera la situación política en el país. El plan pactado con los talibanes recoge la retirada de los primeros 5.400 hombres, del total de 14.000 que tiene desplegados, en 135 días y de todas las tropas internacionales en catorce meses, pero el coronavirus, no la crisis afgana, ha obligado a variar estos planes y se ha ralentizado la retirada.
  7. El Circo Europa, que se encuentra confinado en Punta Umbría (Huelva) desde que se decretó el estado de alarma por la pandemia del coronavirus, ofrecerá una función gratis como muestra de agradecimiento por la solidaridad de los onubenses tras realizar un llamamiento de ayuda al encontrarse sin alimentos debido a su «grave situación económica». Los miembros de este circo se encontraban preparando su espectáculo en la localidad onubense cuando se decretó el estado de alarma, lo que motivó que no pudieran actuar y tuvieran que confinarse en sus caravanas en el recinto ferial puntaumbrieño, algo que provocó «unas grandes pérdidas» para ellos por lo que hicieron un llamamiento de auxilio a través de las redes sociales pidiendo víveres para las más de 20 personas que lo componen, entre ellos nueve menores, según ha informado a Europa Press el representante de los trabajadores, Fernando Elich. Tras este llamamiento, Elich ha señalado que los ciudadanos de Punta Umbría «se han volcado» con ellos y «también el resto de la provincia», ya que han recibido llamadas de todos los municipios, así como de asociaciones, Cruz Roja y hasta la Guardia Civil «que se han ofrecido para lo que necesitáramos». Por todo esto, cuando se levante la cuarentena quieren ofrecer un espectáculo gratuito «como muestra de agradecimiento». Así, Elich ha indicado que cuando comenzó el confinamiento estaban «muy mal» económicamente porque «el circo da para sobrevivir» y la Guardia Civil les informó de que no podían moverse de allí y que tenía que suspender su las funciones programadas para ese fin de semana. Después de pedir ayuda, el Ayuntamiento les dio bonos sociales para que pudieran adquirir alimentos y «además muchos vecinos nos han ayudado e incluso ha legado una furgoneta de un anónimo llena de comida». El Circo Europa tenía contratados varios espectáculos por la provincia de Huelva que se han visto interrumpidos, aunque esperan poder retomar el trabajo «con relativa normalidad» una vez que acabe el estado de alarma, auque consideran que «va a haber un antes y un después» de esta circunstancia por lo que no saben qué va a pasar con ellos. Elich ha remarcado que «no sabía que había tanta gente buena» en Huelva y ha incidido en que «alegra» de que el confinamiento les haya tocado en la provincia ya que «dentro de lo malo hemos tenido suerte». Por esto, ha agradecido las muestras de solidaridad y de cariño» de todos los ciudadanos, de las asociaciones y la de los cuerpos policiales.
  8. Hace casi tres semanas que Carlos de Habsburgo-Lorena (59 años), nieto del último emperador de Austria-Hungría, anunció que había contraído el coronavirus y, tal y como informó entonces el diario «Kleine Zeitung», permanecía en su residencia en la región de Baja Austria en cuarentena domiciliaria. Él mismo confirmó al medio citado que no mantenía contacto directo con ningún miembro de su familia desde que comenzó a sentirse mal, ya que se ha ceñido estrictamente a protocolo establecido. Ahora, después de más de 20 días en aislamiento, el archiduque austríaco ya está completamente recuperado y ha dejado de mostrar los síntomas que provoca el Covid-19. Su hijo Ferdinand ha sido el encargado de anunciar la feliz noticia publicando en Instagram una fotografía en la que ambos posan muy sonrientes. «He echado de menos abrazar a papá desde que fue puesto en cuarentena, pero ha superado el virus y vuelve a estar sano. Un abrazo y ahora vuelve al distanciamiento social», escribe. <blockquote class="instagram-media" data-instgrm-captioned data-instgrm-permalink="https://www.instagram.com/p/B-PyDKyhs6A/?utm_source=ig_embed&amp;utm_campaign=loading" data-instgrm-version="12" style=" background:#FFF; border:0; border-radius:3px; box-shadow:0 0 1px 0 rgba(0,0,0,0.5),0 1px 10px 0 rgba(0,0,0,0.15); margin: 1px; max-width:540px; min-width:326px; padding:0; width:99.375%; width:-webkit-calc(100% - 2px); width:calc(100% - 2px);"><div style="padding:16px;"> <a href="https://www.instagram.com/p/B-PyDKyhs6A/?utm_source=ig_embed&amp;utm_campaign=loading" style=" background:#FFFFFF; line-height:0; padding:0 0; text-align:center; text-decoration:none; width:100%;" target="_blank"> <div style=" display: flex; flex-direction: row; align-items: center;"> <div style="background-color: #F4F4F4; border-radius: 50%; flex-grow: 0; height: 40px; margin-right: 14px; width: 40px;"></div> <div style="display: flex; flex-direction: column; flex-grow: 1; justify-content: center;"> <div style=" background-color: #F4F4F4; border-radius: 4px; flex-grow: 0; height: 14px; margin-bottom: 6px; width: 100px;"></div> <div style=" background-color: #F4F4F4; border-radius: 4px; flex-grow: 0; height: 14px; width: 60px;"></div></div></div><div style="padding: 19% 0;"></div> <div style="display:block; height:50px; margin:0 auto 12px; width:50px;"><svg width="50px" height="50px" viewBox="0 0 60 60" version="1.1" xmlns="https://www.w3.org/2000/svg" xmlns:xlink="https://www.w3.org/1999/xlink"><g stroke="none" stroke-width="1" fill="none" fill-rule="evenodd"><g transform="translate(-511.000000, -20.000000)" fill="#000000"><g><path d="M556.869,30.41 C554.814,30.41 553.148,32.076 553.148,34.131 C553.148,36.186 554.814,37.852 556.869,37.852 C558.924,37.852 560.59,36.186 560.59,34.131 C560.59,32.076 558.924,30.41 556.869,30.41 M541,60.657 C535.114,60.657 530.342,55.887 530.342,50 C530.342,44.114 535.114,39.342 541,39.342 C546.887,39.342 551.658,44.114 551.658,50 C551.658,55.887 546.887,60.657 541,60.657 M541,33.886 C532.1,33.886 524.886,41.1 524.886,50 C524.886,58.899 532.1,66.113 541,66.113 C549.9,66.113 557.115,58.899 557.115,50 C557.115,41.1 549.9,33.886 541,33.886 M565.378,62.101 C565.244,65.022 564.756,66.606 564.346,67.663 C563.803,69.06 563.154,70.057 562.106,71.106 C561.058,72.155 560.06,72.803 558.662,73.347 C557.607,73.757 556.021,74.244 553.102,74.378 C549.944,74.521 548.997,74.552 541,74.552 C533.003,74.552 532.056,74.521 528.898,74.378 C525.979,74.244 524.393,73.757 523.338,73.347 C521.94,72.803 520.942,72.155 519.894,71.106 C518.846,70.057 518.197,69.06 517.654,67.663 C517.244,66.606 516.755,65.022 516.623,62.101 C516.479,58.943 516.448,57.996 516.448,50 C516.448,42.003 516.479,41.056 516.623,37.899 C516.755,34.978 517.244,33.391 517.654,32.338 C518.197,30.938 518.846,29.942 519.894,28.894 C520.942,27.846 521.94,27.196 523.338,26.654 C524.393,26.244 525.979,25.756 528.898,25.623 C532.057,25.479 533.004,25.448 541,25.448 C548.997,25.448 549.943,25.479 553.102,25.623 C556.021,25.756 557.607,26.244 558.662,26.654 C560.06,27.196 561.058,27.846 562.106,28.894 C563.154,29.942 563.803,30.938 564.346,32.338 C564.756,33.391 565.244,34.978 565.378,37.899 C565.522,41.056 565.552,42.003 565.552,50 C565.552,57.996 565.522,58.943 565.378,62.101 M570.82,37.631 C570.674,34.438 570.167,32.258 569.425,30.349 C568.659,28.377 567.633,26.702 565.965,25.035 C564.297,23.368 562.623,22.342 560.652,21.575 C558.743,20.834 556.562,20.326 553.369,20.18 C550.169,20.033 549.148,20 541,20 C532.853,20 531.831,20.033 528.631,20.18 C525.438,20.326 523.257,20.834 521.349,21.575 C519.376,22.342 517.703,23.368 516.035,25.035 C514.368,26.702 513.342,28.377 512.574,30.349 C511.834,32.258 511.326,34.438 511.181,37.631 C511.035,40.831 511,41.851 511,50 C511,58.147 511.035,59.17 511.181,62.369 C511.326,65.562 511.834,67.743 512.574,69.651 C513.342,71.625 514.368,73.296 516.035,74.965 C517.703,76.634 519.376,77.658 521.349,78.425 C523.257,79.167 525.438,79.673 528.631,79.82 C531.831,79.965 532.853,80.001 541,80.001 C549.148,80.001 550.169,79.965 553.369,79.82 C556.562,79.673 558.743,79.167 560.652,78.425 C562.623,77.658 564.297,76.634 565.965,74.965 C567.633,73.296 568.659,71.625 569.425,69.651 C570.167,67.743 570.674,65.562 570.82,62.369 C570.966,59.17 571,58.147 571,50 C571,41.851 570.966,40.831 570.82,37.631"></path></g></g></g></svg></div><div style="padding-top: 8px;"> <div style=" color:#3897f0; font-family:Arial,sans-serif; font-size:14px; font-style:normal; font-weight:550; line-height:18px;"> Ver esta publicación en Instagram</div></div><div style="padding: 12.5% 0;"></div> <div style="display: flex; flex-direction: row; margin-bottom: 14px; align-items: center;"><div> <div style="background-color: #F4F4F4; border-radius: 50%; height: 12.5px; width: 12.5px; transform: translateX(0px) translateY(7px);"></div> <div style="background-color: #F4F4F4; height: 12.5px; transform: rotate(-45deg) translateX(3px) translateY(1px); width: 12.5px; flex-grow: 0; margin-right: 14px; margin-left: 2px;"></div> <div style="background-color: #F4F4F4; border-radius: 50%; height: 12.5px; width: 12.5px; transform: translateX(9px) translateY(-18px);"></div></div><div style="margin-left: 8px;"> <div style=" background-color: #F4F4F4; border-radius: 50%; flex-grow: 0; height: 20px; width: 20px;"></div> <div style=" width: 0; height: 0; border-top: 2px solid transparent; border-left: 6px solid #f4f4f4; border-bottom: 2px solid transparent; transform: translateX(16px) translateY(-4px) rotate(30deg)"></div></div><div style="margin-left: auto;"> <div style=" width: 0px; border-top: 8px solid #F4F4F4; border-right: 8px solid transparent; transform: translateY(16px);"></div> <div style=" background-color: #F4F4F4; flex-grow: 0; height: 12px; width: 16px; transform: translateY(-4px);"></div> <div style=" width: 0; height: 0; border-top: 8px solid #F4F4F4; border-left: 8px solid transparent; transform: translateY(-4px) translateX(8px);"></div></div></div></a> <p style=" margin:8px 0 0 0; padding:0 4px;"> <a href="https://www.instagram.com/p/B-PyDKyhs6A/?utm_source=ig_embed&amp;utm_campaign=loading" style=" color:#000; font-family:Arial,sans-serif; font-size:14px; font-style:normal; font-weight:normal; line-height:17px; text-decoration:none; word-wrap:break-word;" target="_blank">Missed giving Papa hugs since he has been quarantined, but he’s overcome the virus and is healthy again ❤️ One hug and now back to social distancing. </a></p> <p style=" color:#c9c8cd; font-family:Arial,sans-serif; font-size:14px; line-height:17px; margin-bottom:0; margin-top:8px; overflow:hidden; padding:8px 0 7px; text-align:center; text-overflow:ellipsis; white-space:nowrap;">Una publicación compartida de <a href="https://www.instagram.com/fhabsburg62/?utm_source=ig_embed&amp;utm_campaign=loading" style=" color:#c9c8cd; font-family:Arial,sans-serif; font-size:14px; font-style:normal; font-weight:normal; line-height:17px;" target="_blank"> Ferdinand Habsburg</a> (@fhabsburg62) el <time style=" font-family:Arial,sans-serif; font-size:14px; line-height:17px;" datetime="2020-03-27T18:08:38+00:00">27 Mar, 2020 a las 11:08 PDT</time></p></div></blockquote> <script async src="//www.instagram.com/embed.js"></script> El joven, de 22 años, nació fruto del matrimonio del aristócrata con Francesca Thyssen-Bornemisza, con quien estuvo casado hasta el año 2003. Ferdinand, piloto de automovilismo, ha decidido durante este parón profesional provocado por la pandemia centrar todos sus esfuerzos en echar una mando alistándose en el ejército austriaco: «Estoy orgullosa de mi hijo. Se unió al ejército austriaco en enero y ha sido enviado a trabajar todas las noches con el resto de los jóvenes de su cuartel para trabajar por la nación distribuyendo alimentos y bienes durante esta crisis», afirmaba recientemente su orgullosa progenitora. La última vez que se vio a Carlos de Hasburgo fue junto a una de sus hijas en el funeral de la Infanta Doña Pilar, hermana del Rey Don Juan Carlos, fallecida el pasado mes de enero.
  9. Desde el inicio de la crisis sanitaria, las empresas de construcción e infraestructuras han cerrado filas en torno al objetivo común de sumarse a la lucha contra la pandemia como la absoluta prioridad de nuestro sector. Desde el primer momento, marcado por la declaración del estado de alarma del 14 de marzo, nos hemos puesto a la incondicional disposición del Gobierno para ayudar en toda la medida de nuestras posibilidades a superar esta situación. Hemos implantado en todos nuestros centros de trabajo, con carácter de máxima urgencia, las medidas de higiene y prevención del contagio entre nuestros trabajadores, siguiendo las órdenes y recomendaciones de las autoridades sanitarias y hemos enviado a trabajar a casa, aprovechando los medios que la tecnología pone a nuestro alcance, a todos aquellos cuya presencia física en los centros de trabajo no es imprescindible para mantener la actividad y asegurar el funcionamiento de los servicios esenciales y la movilidad, de importancia capital en estos momentos para asegurar los suministros prioritarios. También nos hemos sumado a otros sectores en la ayuda a las autoridades, participando activamente, aunque de forma anónima en la mayoría de los casos, en actuaciones como la reciente finalización del hospital de Ifema en Madrid, y hemos redoblado esfuerzos en los servicios que de forma directa o indirecta ayudamos a gestionar, como hospitales, atención domiciliaria y servicios de ambulancias. En este sentido, reiteramos al Gobierno y a las autoridades autonómicas y locales la plena disposición del sector ante cualquier requerimiento que puedan hacernos para intensificar nuestra ayuda en todo aquello que sea útil para enfrentar la crisis sanitaria. «Es algo que las compañías no pueden afrontar sin el apoyo urgente y decidido del gobierno» Cualquier decisión del Gobierno, en lo referente a nuestro sector y continuidad de nuestra actividad, obtendrá nuestro apoyo. Pero cualquier decisión debe contar con la necesaria información para que el remedio no haga sino empeorar la situación. Nuestro país produce 100.000 millones de euros cada mes, y un 10% de esta actividad la realiza el sector de la construcción ocupando a más de 1.768.000 trabajadores, 1.268.600 directos y 500.000 indirectos, precisando para ello de la menor cuota de importaciones, el 9%, de nuestra economía. Se trata, por tanto, del segundo sector en intensidad de mano de obra, solo superado por la agricultura, y el primero en impacto directo en nuestra industria nacional. Atendiendo al origen de la demanda, el 12% de la actividad es pública -obras civiles y equipamientos públicos- y el 88% privada -edificación residencial y no residencial-. Adicionalmente, la actividad en concesiones de infraestructuras de transporte y equipamiento público representan más de un 2% del PIB. Nuestro objetivo fundamental en estos momentos es preservar el empleo en las empresas y proveedores, pymes y autónomos, evitando que los daños que se están produciendo y que seguirán en las próximas semanas no se vuelvan irreversibles. Pero es algo que las empresas no pueden afrontar por sí mismas y necesitan del apoyo urgente y decidido de la actuación del Gobierno. Sin cortapisas ni cicatería. En estos momentos nos jugamos el futuro de muchos españoles que de forma directa e indirecta dependemos del sector. Es el momento de gobernar y las decisiones de la autoridad competente se siguen con inusitada expectación y esperanza. «Nuestro objetivo fundamental ahora es preservar el empleo en las empresas y proveedores» Seopan, la asociación que presido, ha elevado propuestas al Gobierno para dotar de la mayor seguridad jurídica a las empresas en su posición de contratistas y concesionarios, que les permitan acordar soluciones con las entidades financieras y, sobre todo, medidas de liquidez como implementar en las certificaciones mensuales anticipos a cuenta para posteriormente ser regularizados hasta la certificación final de obra, que ni tendrían impacto en el presupuesto público vigente ni supondría detracción de gasto público alguno del reciente fondo de liquidez autorizado por el Gobierno. En las concesiones de infraestructuras actualmente en operación, con reducciones medias de tráfico y usuarios que fluctúan entre el 75% y 80% en días de diario, y por encima del 90% durante los fines de semana, las medidas propuestas son, si cabe, de menor impacto económico que las indicadas para los contratos de obras. A este respecto, la declaración de fuerza mayor en estas actuaciones constituye un factor de referencia importante para financiadores e inversores, a los efectos de flexibilizar las coberturas financieras de los contratos. Otra de las medidas propuestas consiste en fijar un plazo máximo de implementación de las medidas de restablecimiento del reequilibrio recogidas en el referido Real Decreto Ley. Pues no debemos olvidar que el modelo concesional opera múltiples infraestructuras, tanto de transporte -carreteras, metros y tranvías-, como hidráulicas y de equipamiento público, y en todos los ámbitos de la administración pública. La industria y las infraestructuras y servicios públicos representan una parte importante de nuestro PIB y de nuestro empleo, por lo que, además de poner todos nuestros esfuerzos y prioridades en la lucha contra la pandemia, debemos también pensar en el «día después» y en poder decir a los españoles que siguen teniendo trabajo y que podrán seguir con sus vidas. Las empresas, como hasta ahora, van a seguir estando a la altura. Espero y deseo que el Gobierno también.
  10. El sector de las infraestructuras no había acabado de liquidar los efectos de la anterior crisis económica, la de 2008, y ya se encuentra ante otra situación sobrevenida que genera más incertidumbre sobre el futuro. La propagación del coronavirus y la parálisis de la actividad económica en España y en otros muchos países ha encendido las alertas de unas compañías que trataban de hacer frente a una menor contratación de obra pública en buena parte de los territorios en los que operan. La construcción y las infraestructuras tienen un enorme impacto en el desarrollo económico y social de España, al tratarse del sector productivo que genera la mayor actividad económica inducida de nuestra economía, 1,92 euros por euro invertido, con la menor cuota de importaciones de todos los sectores productivos (solo 9 de cada 100 euros producidos tienen su origen fuera de nuestro país). Por ello, el papel de esta industria puede ser determinante en el medio plazo para amortiguar el contagio económico que está produciendo la crisis sanitaria del Covid-19. En términos de actividad representa el 10% del total de la economía, con una producción en 2019 de 124.049 millones de euros y una ocupación de 1.268.600 trabajadores. Además, por origen de demanda, el 12% es pública y el 78% privada. Mensualmente, las obras públicas producen de media 1.233 millones de euros al mes con 152.000 empleos directos, y las obras privadas 9.104 millones de euros por mes con 1.116.600 empleos directos. Por eso, desde la patronal Seopan calculan que un mes de suspensión total de la actividad implicaría cerca de un punto porcentual menos de PIB anual, afectando a más de 1.270.000 trabajadores. El papel de las concesiones La actividad en concesiones de infraestructuras y servicios representa un volumen anual superior a 2.800 millones de euros, con distintas tipologías tanto de infraestructuras de transporte, como hidráulicas, de medio ambiente y de equipamiento público como, por ejemplo, la última extensión de la red de hospitales públicos realizada en la Comunidad de Madrid. Un mes de suspensión total de la actividad de esta industria restaría al pib anual cerca de un punto Únicamente la actividad económica en contratos públicos de obras en ejecución con todas las administraciones y entidades públicas empresariales -sin incluir contratos públicos de suministros, de servicios y de concesiones- representó en 2019 más de 14.800 millones de euros, correspondiendo un 36% a la Administración General del Estado, un 28% a las comunidades autónomas y el 36% restante a las administraciones locales. Ante esta situación, los expertos consultados coinciden en que el de las infraestructuras será también otro de los grandes sectores afectados por esta crisis inesperada. Así lo entiende Valentín Pich, presidente del Consejo General de Economistas (CGE). «Las empresas bien integradas con músculo financiero y buenos equipos integrados lo hacen bien», explica este experto. Pero apunta que «las que no lo tengan, lo van a pasar muy mal», expone Pich. Además, recuerda que «las empresas que han llegado a este momento sin tener las bases consolidadas lo están pasando peor», aunque en el caso de las constructoras «llevaban años diversificando su negocio e internacionalizándose para evitar impactos de este tipo, pero esta circunstancia no la esperaba nadie». Periodo de incertidumbre Miguel Laserna, socio de Financial Advisory de Deloitte, destaca cómo la situación supone y supondrá todo un desafío para el sector: «Las compañías constructoras van a tener que afrontar un período de suspensión de la mayoría de sus obras como consecuencia de factores de disrupción como rupturas en la cadena de proveedores y subcontratistas, imposibilidad de garantizar la salud de los trabajadores, etc. Ello hará necesario abordar restructuraciones operativas (ERTEs, medidas de flexibilización de condiciones laborales, negociación de pactos colectivos, etc.) y financieras, renegociación de contratos, reclamaciones a la administración en contratos públicos, etc., así como mejorar los procesos de gestión contractual». Un escenario en el que, según Laserna, «se van a drenar cantidades masivas de recursos públicos y ello afectará de manera negativa a la inversión pública, haciendo más necesaria, si cabe, la colaboración público-privada para el desarrollo y la conservación de infraestructuras». Como destaca el socio de Finacial Advisory de Deloitte, este contexto de crisis e incertidumbre provocará que las compañías titulares de obras «afronten potenciales rupturas del equilibrio económico-financiero, fruto principalmente de la pérdida de ingresos, que potencialmente impactarán de manera negativa a su liquidez y al cumplimiento de sus ‘covenants’ de financiación, lo que llevará aparejadas demandas de reequilibrio a la administración pública y la necesitad de abordar refinanciaciones». Las sinergias entre el sector público y el privado serán claves en el futuro de este sector Desde Seopan destacan, por su parte, que el Gobierno debe considerar los efectos del Covid-19 con medidas para frenar la pandemia como causa de fuerza mayor, tanto para los contratos de obras públicas y servicios, como de concesiones. Además, entre las medidas de liquidez, la patronal considera que el decreto de medidas económicas urgentes debería complementarse con medidas específicas para la contratación pública, «como autorizar anticipos a cuenta durante el periodo de alarma, a deducir íntegramente de certificaciones futuras tras su finalización. Esta medida, además de no suponer consumo de recurso público adicional alguno y beneficiar a todos los proveedores, subcontratistas y trabajadores autónomos, supondría también un alivio para la asignación de la línea de avales recientemente autorizada por el Consejo de Ministros», apunta. Receta anticrisis Son muchos los expertos que destacan la importancia que el sector de las infraestructuras puede tener para amortiguar el impacto económico de la cricis del Covid-19. Por su elevado retorno económico, la inversión en este sector se convertiría en un motor de recuperación para el escenario que se avecina. De hecho, una puesta al día del «Plan Marshall», el gran programa con el que EE.UU. reactivó la economía de la posguerra mediante inversiones en infraestructuras, es una de las recetas contra la crisis, una vez superada la emergencia sanitaria, que más se están repitiendo estos días. La colaboración público-privada para priorizar infraestructuras sostenibles y estratégicas es también la fórmula que muchos expertos repiten como eje de futuro del sector. La seguridad hídrica, el desarrollo de la red ferroviaria de mercancias, el refuerzo del papel de los puertos como gran foco de atracción para el comercio global, la mejora de la conexión con Europa... son solo algunas de las necesidades que estarán sobre la mesa de nuestro país. Porque España ya había dejado de renovarse: el 24% de sus infraestructuras tienen más de dos décadas, de acuerdo a un reciente estudio elaborado por la Fundación BBVA. Lo cierto es que la inversión pública en infraestructuras planeada por el Gobierno para el 2020 era de unos 10.000 millones de euros, según había asegurado el propio secretario de Estado en la materia, Pedro Saura. Unos números que ya estaban muy lejos de los de hace una década. El inicio de la consolidación fiscal en 2010 supuso una drástica reducción, del 55%, de la inversión pública en España, lo que significa que, en términos anuales, se invirtiera 32.000 millones de euros menos que en el año 2009. A la espera del impacto incial de la crisis en marcha, las constructoras, las grandes protagonistas del sector de las infraestructuras, llegan al nuevo escenario tras haber conseguido flexibilizar su modelo de negocio y de actividad. Lo llevan haciendo desde hace muchos años. Y es una tendencia que ha ido a más con el paso del tiempo. Con vistas al exterior Entre la heterogeneidad de datos que han arrojado los informes anuales de las grandes compañías españolas dedicadas a la construcción de obra pública y a las infraestructuras en general, subyace uno que ha marcado, un ejercicio más, la tendencia que venía confirmándose en los últimos años: de los más de 65.000 millones de euros que facturaron entre ACS, Acciona, FCC, Ferrovial, Sacyr y OHL -las grandes del sector-, más de un 75% provinieron de sus negocios en el extranjero. ACS fue la empresa que consiguió una mayor cifra de negocio en el extranjero. Acciona fue la siguiente compañía que más facturó. Por su parte, Sacyr fue la compañía que más aumentó su facturación. En lo que tiene que ver con los resultados, el comportamiento conjunto de seis empresas ha sido positivo mientras que, por separado, el año deja dos grupos que avanzan a distintas velocidades. Las seis grandes compañías cotizadas cuentan con una cartera de pedidos futuros que llega a los 172.000 millones de euros en proyectos pendientes de ejecutar. Una cifra que, por ponerla en contexto, representa el 14% del PIB de España, valorado en su conjunto en 1,2 billones de euros. La realidad internacional sigue imponiéndose en la cuenta de resultados de estas corporaciones y no es ninguna novedad propia del ejercicio 2019, sino la consolidación de una tendencia imparable que comenzó de forma incipiente antes de la crisis económica, se confirmó como alternativa en los peores años de la recesión nacional y siguió su camino cuando comenzó la recuperación interna. Más allá de los gigantes del sector, existen un buen número de compañías de distnto tamaño que también configuran un solido tejido empresarial en el que la creciente competencia ha dado alas a la excelencia. El alto reconocimiento que tienen nuestros ingenieros más allá de nuesras fronteras ha sido otro factor decisivo en un exitoso procedso de internacionalización que no parece que vaya a tener marcha atrás pese a las disrupciones en las cadena de valor globales que momentáneamente ha introducido el coronavirus. América, destino preferente Con todos estos mimbres, los puentes, autopistas, aeropuertos, canales, tranvías o vías de trenes de alta velocidad llevan el sello originario español por todo tipo de países. Entre los territorios donde más implantación tienen las empresas constructoras, por razones culturales e históricas, es en toda Latinoamérica. Y otra de las áreas económicas donde las infraestructuras españolas se han asentado ha sido en Estados Unidos y Canadá. En el primer caso, sobre todo, después de que su presidente, Donald Trump, anunciara el año pasado su potente plan de infraestructuras, con el que aspira a movilizar 1,5 billones de dólares para los próximos años. El reto para el futuro será seleccionar los mercados de menor riesgo en un momento de máxima incertidumbre. Nuevos retos e incertidumbres, pero también posiblidades de convertirse en una palanca de recuperación, se asoman al sector de las infraestructuras y la construcción, que afronta además el reto de una disrupción tecnológica que está cambiando las reglas económicas. «La industria se está dando cuenta de la necesidad de cambiar el modelo actual. En un entorno de márgenes muy ajustados y proyectos cada vez más complejos, la capacidad para implementar la transformación digital y las nuevas tecnologías será un aspecto diferencial», asegura Ovidio Turrado, socio responsable de Infraestructuras de KPMG en España. A pesar de tanta incertidumbre es el momento de seguir construyendo el futuro. La referencia internacional El estallido de la crisis sanitaria del coronavirus y su contagio a la economía abre un escenario de conscecuencia imprevisibles. Antes de la llegda de este «cisne negro», la patronal de grandes ingenierías había cuantificado las infraestructuras pendientes prioritarias en materia de transporte y agua/medio ambiente. Seopan había calculado el retorno económico y de empleo y dónde eran necesarias esas actuaciones. El objetivo es que sirvieran, por una parte, para recuperar el pulso inversor aumentando la inversión anual por encima del 2% del PIB, el umbral por debajo del cual comienza a cuestionarse el desarrollo socioeconómico del país, que es lo que había pasado en España tras la crisis. Además, serviría para reforzar la apuesta por la colaboración público-privada. Una sinergia que ahora será aún más necesaria, consideran los expertos. Sin embargo, desde la patornal aseguran que el Gobierno debería llevar a cabo las modificaciones legislativas oportunas para hacer que este tipo de inversiones sean atractivas y rentables para los grandes inversores internacionales, ya que hasta ahora no lo han sido. La propuesta implicaría replicar el modelo de contratación de ingeniería de las grandes economías mundiales y de sus principales instituciones, como la Comisión Europea, que a la hora de contratar ingeniería otorgan un peso del 80% a la calidad técnica y un 20% al precio, de tal forma que se contrate a la mejor oferta y no a la más barata. Ahora esa horquilla es un 51% calidad y un 49% precio. Y supondría adaptar las infraestructuras al cambio climático y cambiar el concepto de conservación, ya que deberán ser resilientes ante el impacto de los fenómenos climatológicos extremos cada vez más frecuentes. Construir frente al virus Javier González, socio de la práctica global de infraestructuras de Kearney, destaca cómo las infraestructuras están jugando un papel importante para amortiguar el efecto del Covid-19: «Nuestros hospitales se están mostrando vitales en la crisis, aunque insuficientes incluso operando a pleno rendimiento, y con excelentes y comprometidos profesionales». Un déficit importante en infraestructuras sociales de salud y bienestar frente al resto de Europa, «con una dotación (señala González) de un 60% inferior a la media europea (tres camas hospitalarias por habitante en España frente a cinco en los países de la UE-27)». Recuperar el impulso de inversión sostenida y no cíclica en infraestructuras de carácter social resulta, pues, esencial, destaca el especialista. Un infome de Kearney de 2015 ya identificaba ocho áreas prioritarias de inversión, entre las que destacaban infraestructuras de salud y bienestar o las de agua y medio ambiente». «La inversión en infraestructuras (continúa) también será esencial tras el coronavirus por su efecto multiplicador en la economía. La inversión en infraestructuras es el segundo mayor generador de empleo en España». Según otro estudio de Kearney, por cada mil millones de euros invertidos en infraestructuras se generan 14.000 empleos y casi se duplica su valor en actividad económica con un retorno fiscal de casi el 50%. Por ello, «España deberá buscar el equilibrio entre maximizar la inversión pública (por el carácter social de la inversión sostenida) con la necesidad de buscar fuentes alternativas de financiación privada, en un marco regulatorio coherente que permita armonizar nuestro modelo de financiación de infraestructuras con las mejores prácticas europeas», concluye.